domingo, 17 de septiembre de 2017

Marinero en tierra

Si yo nací campesino,
si yo nací marinero,
¿por qué me tenéis aquí,
si este aquí yo no lo quiero?

El mejor día, ciudad,
a quien jamás he querido,
el mejor día -¡Silencio!-
habré desaparecido.

*
Barco carbonero,
negro el marinero.
Negra, en el viento, la vela.
Negra, por el mar, la estela.
¡Qué negro su navegar!
La sirena no le quiere.
El pez espada le hiere.
¡Negra su vida en el mar!


Resultado de imagen de rafael alberti poemas para niños marinero en tierra
*
¡Qué altos
los balcones de mi casa!
Pero no se ve el mar.
¡Qué bajos!

Sube, sube, balcón mío,
trepa al aire, sin parar:
sé terraza de la mar,
sé torreón de navío.

-¿De quién será la bandera
de esa torre de vigía?
-¡Marineros, es la mía!


R. Alberti
Resultado de imagen de rafael alberti poemas para niños marinero en tierra

Imágenes:https://www.google.es

lunes, 11 de septiembre de 2017

Mar

Mar de vidrio, mar de vidrios rotos,
este mar
de esta costa.
Las gaviotas
se rompen las alas
en las botellas verdes,
rotas,
de la taberna
del mar.
Vidrios
del Cantábrico,
vidrios
del golfo de México,
catástrofe
de bar.


Gregorio Castañeda Aragón.

Resultado de imagen de Mar cantábrico
Imagen:https://www.google.es

lunes, 4 de septiembre de 2017

Málibu

Olas con lluvia.
Aire de música.
Málibu,
agua cautiva.
Gruta marina.
Málibu,
nombre de hada.
Fuerza encantada.
Málibu,
viento que ulula.
Bosque de brujas.
Málibu,
Una palabra,
y en ella, magia.


Luis Cernuda

Resultado de imagen de Málibu poema
Imagen:https://www.google.es


lunes, 28 de agosto de 2017

Madrigal de Blanca-nieve

Blanca-nieve se fue al mar.
¡Se habrá derretido ya!
Blanca-nieve, flor del norte,
se fue al mar del mediodía,
para su cuerpo bañar.
¡Se habrá derretido ya!
Blanca-nieve. Blanca-y-fría,
¿Por qué te fuiste a la mar
para tu cuerpo bañar?
¡Te habrás derretido ya!


Rafael Alberti

Resultado de imagen de nevada junto al mar
Imagen: https://www.google.es

martes, 22 de agosto de 2017

Madre, vísteme a la usanza

-Madre, vísteme a la usanza
de las tierras marineras:
el pantalón de campana,
la blusa azul ultramar
y la cinta milagrera.
-¿Adónde vas, marinero,
por las calles de la tierra?
-¡Voy por las calles del mar!


Rafael Alberti

Resultado de imagen para Rafael Alberti Madre vísteme a la usanza
Imagen: /www.google.com.co

lunes, 14 de agosto de 2017

Luna llena

¡Luna llena, luna llena,
tan oronda, tan redonda
en esta noche serena
de marzo, panal de luz
que labran blancas abejas!

A. Machado

Resultado de imagen de Luna llena
Imagen: https://www.google.es

domingo, 30 de julio de 2017

Los dos perezosos

Te contaré la historia de los dos perezosos
que querían casarse y que andaban ansiosos;
ambos la misma dama rondaban codiciosos.
Eran muy bien dispuestos y ¡verás cuán hermosos!

El uno tuerto era de su ojo derecho,
ronco era el otro, cojo y medio contrahecho,
el uno contra el otro tenían gran despecho
viendo ya cada uno su casamiento hecho.

Respondioles la dama que quería casar
con el más perezoso: ése quiere tomar.
Esto dijo la dueña queriéndolos burlar.
Habló en seguida el cojo; se quiso adelantar:

-Señora –dijo-, oíd primero mi razón,
yo soy más perezoso que este mi compañón.
Por pereza de echar el pie hasta el escalón
caí de la escalera, me hice esta lesión.

Otro día pasaba a nado por el río,
pues era de calor el más ardiente estío;
perdíame de sed, más tal pereza crío
que, por no abrir la boca, ronco es el hablar mío.

Luego que calló el cojo, dijo el tuerto: -Señora,
pequeña es la pereza de que éste habló ahora;
hablaré de la mía, ninguna la mejora
ni otra tal puede hallar hombre que a Dios adora.

Yo estaba enamorado de una dama en abril,
estando cerca de ella, sumiso y varonil,
vínome a las narices descendimiento vil:
por pereza en limpiarme perdí dueña gentil.

Aún más diré, señora: una noche yacía
en la cama despierto y muy fuerte llovía;
dábame una gotera del agua que caía
en mi ojo; a menudo y muy fuerte me hería.

Por pereza no quise la cabeza cambiar,
la gotera que digo, con su muy recio dar,
el ojo que veis huero acabó por quebrar.
Por ser más perezoso me debéis desposar.

-No sé –dijo la dueña- por todo lo que habláis
qué pereza es más grande, ambos pares estáis;
bien veo, torpe ojo, de qué pie cojeáis;
bien veo, tuerto sucio, que siempre mal miráis.

Buscad con quién casaros, pues no hay mujer que adore
a un torpe perezoso o de un vil se enamore.
Por lo tanto, mi amigo, que en tu alma no more
defecto ni vileza que tu porte desdore.

(Juan Ruiz, Arcipreste de Hita.

Versión de María Brey Mariño)

Resultado de imagen de Los dos perezosos
Imagen: https://www.google.es